¿Es la mediación una filosofía?

“Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de la práctica” – Séneca –

Hace algunos meses, una noche de abril para ser exactos en el mes aunque no en el día, siendo las 2:15 am aproximadamente, estaba sentado en una silla del comedor leyendo “Meditaciones” de Marco Aurelio, con la luz del comedor únicamente encendida, y frente a mi, una taza de café Blasón sin azúcar, un poco frío pues ya tenía más de media hora allí, el clima era cálido dada la hora y la estación del año. En ese instante, escuché la puerta de la recamara que se abría, bendita puerta que me servía de señal, y escuche pasos aproximándose a mi ubicación, tomé la taza y con un sorbo de café como para tomar valor, ví a mi esposa acercarse del otro extremo de la mesa, todavía dormitaba con los ojos entrecerrados por el destello de luz del comedor y con una voz ronca y muy seria me preguntó: ¿Qué haces despierto tan tarde? a lo que respondí, de la misma manera, en tono serio, leyendo; ¿la razón de la mutua seriedad? era que muchas horas atrás, habíamos tenido una discusión más intensa que fuerte que nos orilló a dejar de hablarnos, pero que, en lo personal, en ese preciso momento, verla parada frente a mí, me llevó a formularme mentalmente la siguiente pregunta: Josué, ¿Cómo deseas que sea tu relación con ella el día de mañana? Esa pregunta, y muchas otras, me llevaron a reflexionar acerca de lo que había pasado horas antes, de mi actitud, de mis ofensas, de mis acciones, y también, me llevaron a cuestionarme ¿Qué es lo correcto que tengo que hacer ahora para mejorar la relación con mi esposa? Y ahora, he descubierto que de no haberme hecho esas preguntas, y otras, seguramente no estuviera escribiendo esto en este momento. 

Este relato lo cuento como introducción a la frase de Séneca, ya que por más de cinco años he leído y estudiado, teóricamente, acerca de mediación, justicia restaurativa, solución de conflictos, cultura de paz, comunicación no violenta, en fin, todo el entramado cultural y teórico de la resolución de conflictos, que sin duda he aplicado cientos de veces en un plano profesional pero bueno, siendo honesto, conmigo y con ustedes, era algo que no había comprendido a conciencia porque ahora sé que no se veía reflejado en la relación con mi esposa; todas esas herramientas, técnicas y teorías que predica la solución de conflictos, pareciera que habían sido depositadas todos los días en el buzón de mi casa antes de entrar, y como bien decía mi abuela materna, era “Candil de la calle, obscuridad de mi casa” y pues sí, me cuesta pero lo admito, así era; por lo tanto, debemos ser el primer ejemplo en aquello que predicamos.

A partir de esa introspección, de ese viaje interno que realice y que he aprendido a vivenciar todos los días, he comprendido que  aplicar, pragmáticamente, todas aquellas teorías, técnicas y herramientas de comunicación que la mediación y la justicia restaurativa me ha enseñado, me han ayudado en gran medida a transformar la relación con mi esposa y mejorar la comunicación con ella, con las personas que me rodean y que sigo aprendiendo a hacerlo en el resto de mi familia, porque mejorar la comunicación y la relación para con los demás es una tarea que requiere paciencia, tolerancia, respeto y saber valorar esas relaciones.

Ahora, la filosofía, según yo, más que un concepto o una definición, es un saber, un saber que nos hace seres humanos más críticos, más curiosos, más reflexivos. La filosofía nos enseña a abrir nuestra caja mental para tener la capacidad de pensar por nosotros mismos, de preguntarnos sobre las cosas más raras de la vida pero que a su vez nos complementan y, de dialogar con uno mismo para reflexionar aquello de lo que pensamos y nos preguntamos para encontrar soluciones que nos lleven a actuar, tomando en cuenta siempre, que como parte de una sociedad, debemos respetar a los demás. A este proceso mental le llamo “diálogo filosófico intrapersonal”

Bajo esa premisa, considero que la mediación es una filosofía de vida y en eso, no es diferente con otras filosofías o, incluso, religiones, ya que cada una se compone de dos elementos primordiales que son, la metafísica y la ética; el primero, nos ayuda a comprender cómo funciona el mundo y, el segundo, dicta cómo nos comportamos en ese mundo.  La mediación como filosofía, me ha enseñado que existe un valor que es muy importante para el ser humano, y es la colaboración, nuestra naturaleza nos ha creado como seres completamente sociales y como tales tenemos que aprender a convivir con los demás, aunque, muy pocas veces nos enseñan en casa a convivir de la mejor manera, y me refiero a una manera sana, positiva, empática, es decir, buscar un equilibrio entre emoción y razón para beneficio de todos. Y si bien es cierto, que cada persona debe ser respetada en su individualidad, también es cierto que, cada quien debe aprender a superar esa individualidad para buscar el bien común, ser capaz de pasar del “yo” al “nosotros” y, ese camino, muchas veces no es sencillo recorrerlo. Afortunadamente, en mi caso, he encontrado en la mediación y la justicia restaurativa la manera de cómo andar en ese sendero y encontrar las respuestas a las preguntas que me formulo día a día, porque la mediación se ha convertido para mí en una manera de orientarme en la vida.

La mediación no es solamente una técnica para solucionar conflictos o una alternativa al proceso judicial para aligerar cargas laborales de los tribunales; no pertenece a los sistemas de justicia, el Estado no la inventó, tampoco le pertenece, es para las personas y pertenece a ellas. La mediación es una filosofía de vida porque nos enseña a vivir en sociedad, a desarrollar habilidades socioemocionales que forma una red de apoyo para aquellos que quieren mejorar sus relaciones interpersonales y formar seres humanos más empáticos, más compasivos, más solidarios, más tolerantes y más responsables de sí mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: