Innovación en la solución de conflictos

La innovación en la solución de conflictos va más allá de aplicar tecnologías super avanzadas, y menos acá de crear “penas más severas”. Innovar en la solución de conflictos es crear alternativas para tratar el conflicto desde otra perspectiva. Es adaptarnos a los cambios mundiales, sociales, tecnológicos sin perder la esencia y dignidad del ser humano.

Mediación Penal en México

Este modelo de mediación penal se diferencia del resto de los modelos de mediación como el civil o familiar, pues no se trata de un conflicto co-construido, en el que normalmente, existen aportes de ambas partes que contribuyen al nacimiento y crecimiento del conflicto. Por esa razón, considero que el concepto de ‘mediación’ que señala la Ley de MASC debe ser reformado, incluyendo elementos característicos y exclusivos de la mediación penal.

La importancia de la participación de las personas en mediación.

La mediación, me atrevo a decir que es un modelo de educación socio-emocional para las personas, ya que, al final, les ayuda a comprender y, en el mejor de los casos, a desarrollar valores como la empatía, la tolerancia, el respeto, la solidaridad, la cooperación, a potenciar su autonomía, aprender a resolver conflictos que en el futuro lleguen a tener, y mejorar sus relaciones con sigo mismo y con las personas que forman parte de su comunidad.

El rol del mediador y mediadora

El rol del mediador y mediadora va encaminado a servir como un puente de construcción de comunicación y paz para que las personas puedan construir acuerdos de solución pacíficos en beneficio de todos los involucrados, de una manera más humana, empática y responsable.

La horizontalidad de los MASC

La diferencia que existe entre la función jurisdiccional del Estado y la función restaurativa de los MASC, radica en la presencia de los sujetos en función de su intervención, de esa manera, en tanto que en la primera, la justicia se ejerce con base en la verticalidad donde, por jerarquía, se encuentra primero el Estado, después ofensor, y dejando al último a la víctima y a la comunidad; en la segunda todos los sujetos actúan de una manera más equilibrada, convirtiéndose en una justicia más inclusiva, equitativa y respetuosa de los Derechos Humanos de las personas.