Cambio de paradigma: la mediación previa al juicio

La importancia que adquiere la mediación previamente al juicio, se traduce en prevenir desgaste emocional, físico y hasta económico. Ejemplo, para promover un divorcio, y si quieres evitarte esos desgastes, lo recomendable es llevar a cabo un proceso de mediación previamente a la presentación de la demanda para tomar acuerdos de una manera pacífica y rápida. Tomar acuerdos previamente al juicio te evitará muchos dolores de cabeza.

Mediar la comunicación y no el conflicto

Aquí aprendí dos cosas que quedaron en mi mente para siempre. Primero, que la mediación, y en general, todas las prácticas restaurativas, tienen un poder ilimitado que funciona con la energía de las personas. Y segundo, que la meta de la mediación es resolver el conflicto; su objetivo, tomar acuerdos, pero su propósito específico, es de restaurar la comunicación entre las personas; y esta parte siempre es la más compleja, la más ausente, pero también la más humana. La mediación gira en torno a la comunicación, no al conflicto.