4 dimensiones de la mediación familiar que nadie te había contado

Imagina a una malabarista que está parado sobre un risco y frente a él una cuerda floja cuya distancia que está dispuesto a recorrer es de 200 metros. El malabarista sin miedo y dispuesto a lograrlo, inicia su camino sobre sobre la cuerda floja y culmina de manera satisfactoria. ¿Qué crees que lo ayudó a lograr terminar semejante travesía? Muchos dirán que el equilibrio, y claro muchos pantalones para hacerlo; pero en realidad, lo que ayuda a los malabaristas a realizar ese tipo de hazañas es el balance que existe entre su cuerpo, su mente, su espíritu, conocer sus capacidades y aptitudes, su alimentación, mucha mucha práctica, y muchas otras características y cualidades necesarias para lograrlo. 

De esa misma manera es que debemos conseguir balancear el conflicto dentro de la mediación familiar. Antes de continuar con esto, es importante recalcar que existe una diferencia entre el equilibrio y el balance. El equilibrio es el estado de inmovilidad de un cuerpo que requiere de otros cuerpos a los extremos para controlar la gravedad y evitar su caída. En cambio, el balance, es la capacidad de actuar y crear condiciones nuevas que modifiquen positivamente situaciones adversas cuya finalidad es la armonización entre el núcleo y el cuerpo familiar. El equilibrio es estático, el balance es movimiento. 

En ese sentido, la familia tiene una función circular dentro de la sociedad, es decir, que se requiere del funcionamiento activo de todos los integrantes para su funcionamiento, incluso, la pasividad u omisión, afecta considerablemente la interacción familiar y consecuentemente, sus relaciones. Lo que es causa puede pasar a ser consecuencia y viceversa. Por esta razón, podemos encontrar múltiples asuntos familiares dentro de los juzgados que se han extendido por dos o tres décadas sin poderse resolver. O conflictos, que sin conocimiento de causa, han perdurado por muchas generaciones.

Por esta razón, te mostraré cuatro dimensiones dentro de las cuales la mediación influye positivamente para la solución de conflictos, interacción y mejora de las relaciones entre los integrantes de la familia como la base multidimensional de la sociedad. 

Dimensión Holística

En contraposición del reduccionismo, el holismo es un postulado que promueve el estudio de un sistema como conjunto y no por medio de cada una de sus partes. En esta circunstancia, la familia debe ser estudiada como un todo para conocer y comprender cada una de sus partes. La familia debe ser estudiada desde la totalidad de individuos (individualismo) que es considerada la base de toda sociedad, y no la suma de partes (individualizadas) que conforman a la sociedad. Es decir, que de la operación 2+2=4, la familia es el 4 y los individuos son los 2. Pero Josué, ¿exactamente a qué te refieres con esa totalidad? Y, ¿Qué tiene que ver con la mediación? Bueno, para la mediación familiar, el conflicto debe ser estudiado desde la interactividad, interconexión, interacción de las relaciones expresadas dentro del núcleo familiar (esto es la totalidad), ya que las consecuencias de esas relaciones son continuas, inmediatas y totalmente correlacionadas e interdependientes, y por lo tanto, el conflicto se vuelve accesorio de esas relaciones. 

Dimensión colectivista

La familia como sociedad colectivista, reúne las características de interdependencia de sus miembros y el bienestar del grupo por encima del bienestar individual. Los derechos y necesidades del grupo son tomados en cuenta como un benefactor a priori. Y aclaro, con esto no quiero decir que el individuo deberá someterse de manera anárquica a obligaciones impuestas. Por el contrario, en una sociedad colectivista debe tomarse en cuenta, siempre, el respeto a la individualidad, autonomía y voluntad  de las personas. En una familia formada colectivamente prevalecerá la horizontalidad de sus integrantes, vistos todos como parte del todo, no como todos a merced de uno o unos cuantos; olvidándose de las jerarquías y rangos de autoridad. Por otro lado, a pesar de esto, es importante que existan personas, por ejemplo papá o mamá, que lideren y protejan los derechos y necesidades de la familia colectiva, no por obligación o jerarquía, sino para garantizar los fines de la familia dentro de la sociedad que son, promover la inclusión, el respeto y la responsabilidad de los individuos para con el resto de la sociedad.

En ese sentido, para la mediación familiar, resulta importante crear espacios donde sus miembros se miren como una colectividad destinada a protegerse unos a otros. Donde las diferencias individuales no sean vistas como puntos de inflexión permanentes de conflicto, sino como la oportunidad que tienen de escucharse, comprenderse, respetarse y responsabilizarse por las causas y consecuencias del conflicto. En el entendido que, la familia al funcionar como la totalidad de todos, debe prevalecer la 

Dimensión de la responsabilidad

Para la responsabilidad, y siguiendo la línea de la colectividad y la holística, debemos comprender que la familia debe desarrollar la capacidad de responsabilizarse de aquello que le atañe, afecta y beneficia para todos sus integrantes. Aquí, convergen los principios de inclusión, respeto y una profunda colaboración voluntaria de los miembros para beneficios tanto individuales como colectivos. Existen comunidades en muchas partes del mundo que se han convertido en autosustentables produciendo sus propios alimentos, pero para lograr eso, ha sido indispensable que cada uno de los miembros sea incluido, asignando tareas a cada persona para beneficios individuales y colectivos. 

En el caso de un conflicto, lo que la mediación busca, es impulsar esa auto responsabilidad colectiva dentro del núcleo familiar, en el cual, cada miembro tiene un interés muy particular para resolverlo y desde esa perspectiva individual de cada uno, puedan proponer acuerdos de solución que beneficien a todos los integrantes. El Instituto Internacional de Prácticas Restaurativas, tiene un programa restaurativo denominado Reunión de Grupo Familiar que busca resolver conflictos para fortalecer la convivencia familiar.

Dimensión del reconocimiento

Creo que es más que sabido que ante la ruptura de un matrimonio, de una relación de concubinato, de una custodia, alimentos, o cualquier otro tema en el que estén involucrados integrantes de la familia, puede ser muy desgastante, catastrófico y hasta económicamente insalubre. Por estas razones, la noción de otredad es el reconocimiento del otro como un individuo diferente. La mediación, lo que promueve es el reconocimiento del otro (aunque formemos parte del mismo núcleo familiar), desde sus necesidades e intereses hasta factores como psicológicos, biológicos, físicos y todo lo que le rodea y condiciona. Reconocer a otro ser humano como ser humano es reconocerme a mí como ser humano. Es la forma más humana y natural de auto descubrirnos y crecer como sociedad. El reconocimiento es el espejo de la humanidad donde descubrimos que necesitamos del otro para crecer en una sociedad libre, respetuosa y consciente más allá de nuestro egoísmo. 

Conclusiones

Considero que para lograr un balance en la familia, deben coexistir estas 4 dimensiones: holística, colectivista, de la responsabilidad y del reconocimiento. Para lograr este balance, creo que la mediación, y  las prácticas restaurativas, son la herramienta perfecta que puede ayudar a las familias a promover la inclusión, el respeto y la responsabilidad de la familia como la unidad central de la sociedad, pudiendo aplicarse tanto para resolver cómo para prevenir conflictos y, mejorar aquellos programas que ya estén dirigidos a mejorar la convivencia y relaciones familiares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: