4 cosas que odio de ti. La relación entre el conflicto y el estrés

La ira, la preocupación, la ansiedad y el estrés son elementos que forman una bomba nuclear para las personas que están en cualquier tipo de conflicto y puede ser tan devastadora que muchas veces afectan gravemente a las personas que más amamos, como a nuestros hijos, y no nos damos cuenta o, no nos importa porque estamos tan cegados por el orgullo y el ego, estúpidos, de querer hacer sufrir a la otra persona.

La importancia de la comprensión en la comunicación para mejorar tus relaciones

La manera en cómo nos comunicamos, cómo decimos lo que pensamos, sentimos o necesitamos, es el punto de partida para que nuestras relaciones fracasen o tengan éxito.

Ventana de la disciplina social. Una teoría para construir relaciones más sanas

Aprender a poner límites entre nosotros es aprender a valorizar el valor intrínseco de las personas porque de esa manera evitamos hacerle daño al otro. Aprender a apoyar a los otros, es recordarles que aún a pesar del duelo en el conflicto, estamos ahí para ayudarles porque necesitamos de otros para ser, hacer, dar, crecer, evolucionar.

4 estrategias que debes realizar con tus hijos para tener una comunicación más empática

Las reacciones emocionales son imprescindibles para todo nosotros, sin embargo, debemos aprender a desarrollar la parte superior de nuestro cerebro que nos indique cómo responder ante esas reacciones emocionales; y es trabajo de los padres enseñar a sus hijos a lograrlo. ¿Cómo? conectando con ellos a través de las 4 técnicas: Transmitir consuelo, validar, escuchar y reflejar lo que dicen. Sólo de esa manera podrás crear lazos más fuertes con tus hijos y podrán mejorar su relación.

Cómo mejorar tu relación de pareja en 1 hora

Si quieres, con voluntad plena, mejorar la relación con tu pareja, dedícale, al menos, una hora a la semana. Una hora en determinado día en el que van a tener una cita. Designen, de mutuo acuerdo, un día de la semana y una hora para agendarlo todas las semanas. Durante esta hora, van a conversar sobre lo que quieran llevar a la mesa.

Mediar la comunicación y no el conflicto

Aquí aprendí dos cosas que quedaron en mi mente para siempre. Primero, que la mediación, y en general, todas las prácticas restaurativas, tienen un poder ilimitado que funciona con la energía de las personas. Y segundo, que la meta de la mediación es resolver el conflicto; su objetivo, tomar acuerdos, pero su propósito específico, es de restaurar la comunicación entre las personas; y esta parte siempre es la más compleja, la más ausente, pero también la más humana. La mediación gira en torno a la comunicación, no al conflicto.

Cómo mejorar la comunicación para resolver conflictos

Mejorar la comunicación para resolver conflictos es un sendero profundo y delicado que inicia con la primera caseta de cobro o peaje que es: tu mismo o misma. Así es, si quieres aprender a resolver conflictos con las personas que te rodean primero tienes que aprender a cambiar la comunicación que tienes contigo mismo o misma.

Innovación en la solución de conflictos

La innovación en la solución de conflictos va más allá de aplicar tecnologías super avanzadas, y menos acá de crear “penas más severas”. Innovar en la solución de conflictos es crear alternativas para tratar el conflicto desde otra perspectiva. Es adaptarnos a los cambios mundiales, sociales, tecnológicos sin perder la esencia y dignidad del ser humano.

¿Es la mediación una filosofía?

La mediación es una filosofía de vida porque nos enseña a vivir en sociedad, a desarrollar habilidades socioemocionales que forma una red de apoyo para aquellos que quieren mejorar sus relaciones interpersonales y formar seres humanos más empáticos, más compasivos, más solidarios, más tolerantes y más responsables de sí mismos.