Ventana de la disciplina social. Una teoría para construir relaciones más sanas

Aprender a poner límites entre nosotros es aprender a valorizar el valor intrínseco de las personas porque de esa manera evitamos hacerle daño al otro. Aprender a apoyar a los otros, es recordarles que aún a pesar del duelo en el conflicto, estamos ahí para ayudarles porque necesitamos de otros para ser, hacer, dar, crecer, evolucionar.