Sobre la verdad e integridad en la justicia

La justicia no la brinda el estado. No la conseguimos de mano propia. La justicia la otorga el mismo ser humano para la otredad sobre el respeto a la integridad humana. Y la manera en cómo podemos conseguir el respeto a la integridad de las personas es mirándonos como iguales; refiriéndome a una igualdad como seres humanos, no como hombres y mujeres, sino como género humano simplemente. 

4 cosas que odio de ti. La relación entre el conflicto y el estrés

La ira, la preocupación, la ansiedad y el estrés son elementos que forman una bomba nuclear para las personas que están en cualquier tipo de conflicto y puede ser tan devastadora que muchas veces afectan gravemente a las personas que más amamos, como a nuestros hijos, y no nos damos cuenta o, no nos importa porque estamos tan cegados por el orgullo y el ego, estúpidos, de querer hacer sufrir a la otra persona.

¿Qué es el ‘deber moral’ y cómo puede ayudar a resolver conflictos?

Pero hablemos del deber moral. Primero, Kant señala que el deber es la necesidad de una acción por respeto a la ley, para ser honrado, bueno, virtuoso y hasta sabio. Por su parte, la moral, en términos genéricos, es la capacidad del ser humano para saber diferenciar lo que es bueno de lo que es malo, para elegir hacer aquello que es bueno en un sentido colectivo.

La importancia de la comprensión en la comunicación para mejorar tus relaciones

La manera en cómo nos comunicamos, cómo decimos lo que pensamos, sentimos o necesitamos, es el punto de partida para que nuestras relaciones fracasen o tengan éxito.

La dialéctica hegeliana y la mediación. Un modelo para armar

Voy a hacer una introducción a la dialéctica hegeliana y unirla con el método de mediación para resolver conflictos. Para Hegel, la dialéctica tiene tres momentos: tesis, antítesis y síntesis.

3 elementos intangibles del acuerdo de mediación

Es importante que para llegar al cumplimiento satisfactorio deban observarse en todo momento el cumplimiento de estos tres elementos, la voluntad, la equidad acompañada de la imparcialidad y el compromiso a la hora de firmar. Y tomar en cuenta, siempre, que la calidad vale más que la cantidad. Y que la eficiencia de los acuerdos no es lo mismo que los números de la institución.

Mediar la comunicación y no el conflicto

Aquí aprendí dos cosas que quedaron en mi mente para siempre. Primero, que la mediación, y en general, todas las prácticas restaurativas, tienen un poder ilimitado que funciona con la energía de las personas. Y segundo, que la meta de la mediación es resolver el conflicto; su objetivo, tomar acuerdos, pero su propósito específico, es de restaurar la comunicación entre las personas; y esta parte siempre es la más compleja, la más ausente, pero también la más humana. La mediación gira en torno a la comunicación, no al conflicto.

Cómo mejorar la comunicación para resolver conflictos

Mejorar la comunicación para resolver conflictos es un sendero profundo y delicado que inicia con la primera caseta de cobro o peaje que es: tu mismo o misma. Así es, si quieres aprender a resolver conflictos con las personas que te rodean primero tienes que aprender a cambiar la comunicación que tienes contigo mismo o misma.