Ventana de la disciplina social. Una teoría para construir relaciones más sanas

Aprender a poner límites entre nosotros es aprender a valorizar el valor intrínseco de las personas porque de esa manera evitamos hacerle daño al otro. Aprender a apoyar a los otros, es recordarles que aún a pesar del duelo en el conflicto, estamos ahí para ayudarles porque necesitamos de otros para ser, hacer, dar, crecer, evolucionar.

Cambio de paradigma: la mediación previa al juicio

La importancia que adquiere la mediación previamente al juicio, se traduce en prevenir desgaste emocional, físico y hasta económico. Ejemplo, para promover un divorcio, y si quieres evitarte esos desgastes, lo recomendable es llevar a cabo un proceso de mediación previamente a la presentación de la demanda para tomar acuerdos de una manera pacífica y rápida. Tomar acuerdos previamente al juicio te evitará muchos dolores de cabeza.

Innovación en la solución de conflictos

La innovación en la solución de conflictos va más allá de aplicar tecnologías super avanzadas, y menos acá de crear “penas más severas”. Innovar en la solución de conflictos es crear alternativas para tratar el conflicto desde otra perspectiva. Es adaptarnos a los cambios mundiales, sociales, tecnológicos sin perder la esencia y dignidad del ser humano.

La importancia de la participación de las personas en mediación.

La mediación, me atrevo a decir que es un modelo de educación socio-emocional para las personas, ya que, al final, les ayuda a comprender y, en el mejor de los casos, a desarrollar valores como la empatía, la tolerancia, el respeto, la solidaridad, la cooperación, a potenciar su autonomía, aprender a resolver conflictos que en el futuro lleguen a tener, y mejorar sus relaciones con sigo mismo y con las personas que forman parte de su comunidad.